martes, 10 de enero de 2017

La solidaridad, mejor con la cabeza

Publicado en castellano en el blog de la Coordinadora Española de ONG para el desarrollo, lo podeis encontrar tambien aquí

Antes de dar o hacerse socio de alguna entidad hay que hacerse preguntas y tomar decisiones: para qué, a quién, cuánto y durante cuánto tiempo.

Artículo publicado en el Diari ARA del 6 de Enero del 2017

Estamos en unas fechas en las que mucha gente hace aportaciones solidarias a diferentes causas o debe decidir qué cuotas de entidades continúa pagando. El caso de Nadia y la presunta estafa solidaria de sus padres ha hecho saltar las alarmas y ahora se cuestionan las llamadas solidarias. Y está bien que sea así. El caso de Nadia nos debe ayudar a reflexionar y aprender sobre nuestra forma de ser solidarios.

La mejor solidaridad es la solidaridad consciente y constante, no la solidaridad puntual, casual, o la solidaridad reactiva ante llamadas que llegan a través de los medios de comunicación o las redes sociales, o de jóvenes con chalecos en la calle. Las llamadas son necesarias para despertar nuestras conciencias pero debemos luchar contra el inmediatismo en estos temas. La solidaridad real y efectiva es la comprometida, la de largo plazo, que permite apoyar a colectivos, comunidades o proyectos de manera sostenida en el tiempo.

La mejor solidaridad es la solidaridad que atiende los síntomas pero sobre todo actúa sobre las causas. Siempre que hacemos un donativo o nos hacemos socios de alguna entidad debemos pensar si pretende resolver un síntoma, una necesidad o si va a las causas de los problemas. A menudo hay que destinar dinero a los síntomas para evitar sufrimiento a las personas, pero no olvidemos que si no destinamos muchos más dinero a las causas nunca resolveremos realmente los problemas. Y cuando hablamos de causas, a menudo hay que invertir tambien en investigación y estudios, no sólo en asistencia directa. Si queremos cambiar las cosas de raíz se necesitan buenos análisis para hacer buenas propuestas y es imprescindible la presión política, la sensibilización y la difusión. No perdamos de vista que hay entidades grandes, pequeñas, generalistas o especializadas y que todas tienen su rol.

La mejor solidaridad es la solidaridad que combina razón y emoción, no la que responde sólo a impactos emocionales. Hay que vigilar especialmente con las llamadas solidarias cuando aparecen niños. A todos nos toca la fibra sensible y el corazón los niños, pero hay que ir más allá del corazón. Siempre que donamos para un niño o para una persona concreta, hay que preguntarse por qué este y no al de al lado, ¿por qué a uno y no a todos los afectados por la misma problemática?. Cuando nos quieren tocar el corazón, las fotografías y los mensajes suelen tender al sentimentalismo y el dramatismo y a menudo se abusa de la imagen de los menores, y no se respeta su intimidad o dignidad. Es por ello que las ONG tenemos unos códigos éticos para evitar caer en manipulaciones sentimentales. Las demandas de ayuda a personas concretas son absolutamente legítimas y a menudo las ponen en marcha amigos y familiares sin experiencia, con toda la buena intención, y hay que agradecerles esto, pero también hay que tener presente que estas campañas tan personalizadas o dramáticas no suelen tener un enfoque del problema global, no perduran en el tiempo y presentan más riesgos de pervertir las finalidades.

La mejor solidaridad es la que organiza y ayuda a organizarse colectivamente. Por experiencia personal sé que las soluciones colectivas son las que normalmente resuelven una situación. Si tienes un hijo con problemas, quieres ayudarle a él, pero si eres honesto, no sólo querrás ayudar a tu hijo sino todos los que están o estarán como él. La diferencia es si se lucha para soluciones individuales o para derechos colectivos, para solucionar el problema de una familia o establecer las bases para que muchas otras que se puedan ver afectadas encuentren apoyo y soluciones en el futuro.

La mejor solidaridad es la que combina lo más próximo y lo más lejano. Tenemos muchas pruebas cada día que todo lo que ocurre en el mundo nos acaba afectando. El mundo es global, y evitar los conflictos o los malestares en la otra punta del mundo puede hacer nuestro entorno cercano también más justo. Sólo localmente no conseguiremos arreglar las cosas realmente. Las migraciones y el desplazamiento forzado de personas son el ejemplo más claro. Nuestra solidaridad, siempre que sea posible, no puede olvidarse el local-global, el aquí y el allá. No hay personas de primera y de segunda. Todo el mundo por ser persona tiene los mismos derechos, haya nacido donde haya nacido.

No lo olvidemos. Antes de dar o hacerse socio de alguna entidad hay que hacerse preguntas y tomar decisiones: para qué, a quién, cuánto y durante cuánto tiempo. Haberse cuestionado esto es imprescindible para no caer en trampas, impulsividades, engaños o autoengaños. Y después de dar o hacerse socio de alguna entidad hay que seguir haciéndose preguntas, seguimiento y preocuparse. Debemos ser completamente conscientes de lo que queremos y de lo que podemos hacer. Porque la mejor solidaridad es la que nos provoca cambios personales. Y si lo hace, probablemente también provocará cambios colectivos, y es así como se construye una sociedad mejor.



domingo, 1 de enero de 2017

Las 10 cosas más leídas este año 2016 (en este blog)





Cierro el año 2016 en mi blog y hago un repaso de las 10 cosas que más os han gustado de lo que he escrito







1. El articulo más leído es reciente, y habla del teatro y su fuerza. Es bonito que después de una obra de teatro un chico con dificultades para expresarse y expresar sentimientos, le dé las gracias al actor porque ha dicho y expresado exactamente aquello que él no sabe decir. El articulo es el de la reacción de Joan, mi hijo, después de ver "El curioso incidente del perro de medianoche"
Para leerlo, clicar aquí: "Quiero saludar al Cristopher!"




2. Después de comprobar una vez más que el terrorismo y la maldad están presentes en el mundo, es importante no tener miedo. Tenemos más probabilidad de un accidente de tráfico que de un ataque terrorista, y pese a ello el terrorismo nos despierta un miedo irracional. El miedo en la ciudadanía es lo que tanto terroristas como gobierno persiguen. Con miedo es mucho más sencillo controlar y manipular los ciudadanos. El miedo es incapacitante, manipulable y un antídoto a la felicidad.
Para leerlo, clicar aquí: "No tengan miedo"


3. Las noticias sobre refugiados, los tecnicismos, la reiteración de los hechos y la impotencia nos han alejado simple y llanamente del acontecimiento ante el que nos encontramos. Si lo comparamos con la visita inesperada de unos parientes lejanos, nos haremos una idea de la esencia y de lo absurdo de la respuesta que estamos dando a los refugiados
Para leerlo, clicar aquí: "Una visita inesperada"



4. A veces las cifras hablan solas. Los 6 países que acumulan más de la mitad de la riqueza del mundo acogen sólo los 8,8% de los refugiados del mundo. Los 6 países que acogen a más del 50% de los refugiados del mundo tienen menos del 2% de la riqueza mundial. Unos gráficos y cuatro datos nos ayudan a situarnos donde esta el problema de los refugiados en el mundo.
Para leerlo, clicar aquí: "Cuanto más pobres, mejor acogida"


5. El sol ha salido esta mañana tanto para nosotros como para los refugiados de cualquier campo del mundo. Sale para todos. Como para todos es la tierra, sus riquezas y la paz. Somos nosotros quien hemos pervertido este principio. Esta era una reflexión el día de los refugiados.
Para leerlo, clicar aquí: "Los días D no sirven para nada"






6. Si Jesús hubiera nacido realmente esta Navidad 2016 lo hubiera hecho probablemente el muro entre México y los EEUU dando una respuesta alas inhumanas declaraciones e intenciones de Donald Trump.
Para leerlo, clicar aquí: "Navidad 2016. Mi visión de la Navidad" 



7. Antes de las vacaciones de verano una espiral de informaciones nos taladraban el cerebro. El articulo es una reflexión para relativizar las informaciones y una llamada a profundizar más allá de los titulares. Las vacaciones son una buena oportunidad para hacerlo.
Para leerlo, clicar aquí: Tomamos aire, tomamos perspectiva. 




8. Mientras en Europa incumplimos las leyes de acogida y refugio deliberada y reiteradamente, en otras partes del mundo donde viven personas de las más pobres del mundo (como en el lago Chad) se acoge a desplazados y refugiados que huyen de Boko Haram sin dudar en los propios domicilios
Para leerlo, clicar aquí: "Gente pobre ayudante agente pobre"


9. Los hechos demuestran que en España la NO acogida de refugiados es una estrategia pensada y deliberada aplicada desde hace años y no una dejadez pasajera. El estado español es lamentablemente el primero de la clase en esta asignatura!
Para leerlo, clicar aquí: "Si España no lo hace, no es por dejadez, no!"





10. En el mundo mueren demasiadas personas asesinadas por defender los derechos humanos y los derechos ambientales. En marzo fue Berta Caceres, pero a este han seguido más asesinatos. 185 asesinatos a defensores de los derechos durante el 2015, de los cuales 122 fueron en América Latina. Hay que defender los derechos, pero también de una manera especial defender a los líderes que los defienden.
Para leerlo, clicar aquí: "El riesgo de defender"