sábado, 9 de septiembre de 2017

¿Victimas del terrorismo?

Este de agosto nos ha trastornado el eje Barcelona-Cambrils. Ha sido el foco mediático de la información en los medios y en las redes. Después de Londres, París, Bruselas, Niza, Estocolmo y Berlín, le ha tocado en Cataluña. En dos años han perdido la vida en Europa en atentados, 266 personas. Una barbaridad de muertes gratuitas. El terrorismo es una lacra. La respuesta y la solidaridad de la ciudadanía ha sido ejemplar. Las redes se han teñido de luto y de apoyo a las víctimas. Las televisiones y las radios han desplazado equipos a cubrir los atentados y hemos seguido, segundo a segundo, la evolución de los hechos y la persecución de los responsables. Estamos ante un problema muy grave y algunas voces han dicho que Europa es el objetivo del terrorismo mundial y que se trata de una ofensiva del islam hacia el cristianismo o los valores de la vieja Europa. Toda esta atención ha generado miedo.
En España es 100 veces más probable que muramos de un
accidente de tráfico que de un ataque terrorista.
Y a pesar de todo nos da más miedo el ataque terrorista

Pero si abrimos el foco (siempre hay que hacerlo) y miramos datos globales veremos que en el 2015, el terrorismo mató en todo el mundo a 29.376 personas.

- Nos sorprende porque comparativamente a las 266 de Europa en dos años, 29.376 en un año son muchas y porque del resto de atentados casi ni  hemos oido hablar.

- Nos sorprende porque no hay ningún estado europeo entre los 20 países donde más personas han muerto.

- Nos sorprende porque 24.642 de las víctimas, el 83,9% del total, corresponden a 10 países. 10 países musulmanes.

- Nos sorprende porque no podremos decir ni que nuestros países están especialmente castigados ni hablar contra Islam porque la inmensa mayoría de víctimas en el mundo son musulmanas.

Nos miramos el mundo por el ojo de la cerradura, y pensamos que lo que vemos es todo lo que hay. La información que nos llega es sólo la del  ojo de nuestra cerradura. Y el mundo es mucho más grande.

Quizás conocíamos alguien de los afectados en Cataluña, pero son tan lejanas las víctimas otras capitales europeas como lo son las de Nigeriano, Libia o Chad. Nos une con todas ellas el mismo: la humanidad.

Luchamos contra el terrorismo y la violencia. Luchamos contra todo el que atenta gratuitamente contra vidas humanas. Contra todas las vidas humanas. Porque no hay vidas de primera y de segunda, sólo hay vidas y personas.



Artículo publicado en la revista "El Portal" de Centelles num. 277 de Septiembre del 2017