viernes, 16 de enero de 2015

Propósitos para el 2015

Al iniciar un año es momento de nuevos propósitos. Y puestos a hacer propósitos ¡seamos
ambiciosos!
En casa cada año hacemos un belén donde intentamos imaginar dónde habría nacido Jesús si hubiera nacido en el año en curso. Este año Jesús ha nacido en la valla de Melilla, reproduciendo esta foto que fue portada en muchos periódicos.

Jose Palazón PRODEIN Melilla
La de José Palazón es una de las mejores fotos del año y retrata en una sola imagen la desigualdad del mundo de hoy.
El pesebre ha tenido un cierto éxito y hemos recibido reacciones, tanto positivas como negativas.
Es agradable escuchar los halagos y ver que ha hecho pensar a mucha gente, y que esto ha permitido a algunos reubicar un hecho histórico y a otros conocer un poco más una realidad. Pero también es importante escuchar reproches, aunque en este caso algunos sean ofensivos. Y hacer el esfuerzo de leer lo que hay detrás y en el fondo de la agresividad, de las malas palabras y de las salidas de tono.

Hace muchos años Cassià Just, que había sido abad de Montserrat, me decía: "No rechacéis nunca una persona, una idea, un argumento por defectos de forma"
Haciendo este esfuerzo descubriremos pequeñas verdades que se oponen a nuestras pequeñas verdades o que las complementan y nos sacan de nuestra zona de confort. Y eso, especialmente en este momento, ¡es muy bueno!

El ejercicio de imaginar y explicarlo nos ha permitido conocer mejor qué está pasando -en este caso- en la frontera de Melilla y buscar personas y fuentes que expliquen lo que realmente pasa y que casi ningún medio cuenta. Pero también nos ha permitido escuchar a todos, intentar comprender a quien más nos cuesta entender, facilitar diálogos y luego revisar planteamientos

Y aquí vuelvo al propósito de este 2015. Os propongo que imaginéis. Imaginéis sin ningún límite como deberían ser las cosas, como quisiéramos que fueran y lo expliquéis. Y escuchemos qué piensan e imaginan los que tenemos cerca y los que tenemos lejos, nos guste lo que digan o no. No es necesario que los conozcamos. Sólo hay que buscar la información y la encontraremos. Y que no rechacemos nada ni nadie por defectos de forma.

Estamos ante un año complicado, importante, con muchas decisiones a tomar, y este solo propósito puede cambiar nuestro 2015,  los próximos años y puede mejorar el mundo en que vivimos.



Articulo publicado en la columna mensual de la revista El Portal de Centelles. (Num 245 Enero2015)
Publicar un comentario