viernes, 19 de diciembre de 2014

Agua y desigualdad

Hay imágenes y hechos concretos que nos hacen aterrizar. Resulta complicado hablar simultáneamente de respuestas concretas y específicas y de un informe de alcance mundial y más teórico. Es una tensión sana pero difícil de mantener. Mientras explicamos las enormes desigualdades que existen en el mundo, pedimos cambios estructurales importantes y luchamos contra la pobreza, seguimos trabajando con personas que tienen rostro, que tienen nombre y apellidos y que tienen problemas muy concretos
Los compañeros que han vuelto de Chad nos han traido estas imágenes. Realidades de este país que
nos hacen poner los pies en el suelo y ver cuáles son las consecuencias sobre el terreno de estas inmensas diferencias entre las persones del mundo. Mientras en casa abriendo el grifo disponemos de tanta agua limpia como queramos, nos llegan las imágenes de un vaso lleno de agua sucia que es la única de la que ellos disponen. Es duro e indignante. Ver que la única agua que tienen algunas personas es esta agua terrosa, escasa y sin condiciones de salubridad, resulta cuando menos chocante. Y como consecuencia de realidades como esta se generan profundos dramas de enfermedades, muertes y falta de oportunidades.
En el último informe de Oxfam Intermón podemos leer que en el África Subsahariana hay 16 personas con fortunas de 9 cifras en las cuentas corrientes, conviviendo con 350 millones de personas que sobreviven con menos de 1 dólar al dia o 30 $ al mes. Es decir, con gente que la única agua que tiene es la de la fotografía.
Necesitamos seguir luchando con fuerza para evitar esto. Esto no se soluciona sólo haciendo un pozo. Hay que asegurar que en cada país existen los mecanismos para que todo funcione diferente y todos puedan disfrutar de estos derechos, sin que solo pueda ser fruto de la generosidad lejana.
Mientras esto no ocurra, estaremos junto a los que necesitan un pozo, pero sobre todo seguiremos elaborando informes y denuncias de la situación. Seguiremos presionando gobiernos y luchando junto a ciudadanos de todo el mundo que reclaman sus derechos.
Para poder seguir haciendo las dos cosas necesitamos el apoyo de mucha gente. Con firmas y difusión de los mensajes. Pero también necesitamos tu apoyo económico. Estos días de Navidad que la mayoría gastamos un poco más de lo que realmente necesitamos es un buen momento para acordarnos de apoyar cualquier ONG que haga estas dos cosas al mismo tiempo.
Nos echas una mano esta Navidad?


Si lo quieres hacer con Oxfam Intermón lo puedes hacer clicando aqui: Oxfam Intermón

Articulo publicado en la columna mensual de la revista El Portal de Centelles. (Num 244 Diciembre 2014)
Publicar un comentario