miércoles, 17 de diciembre de 2014

¡Gracias Marc Màrquez!

Esta entrada ha sido escrita por Xavier Casanovas (@xcasanovasc), director de Cristianisme i Justícia y coordinador de la Plataforma per una fiscalitat justa y por mi y publicada en el blog 3500 Millones de El Pais.


Apreciado Marc,

Hace una semana te escribíamos una carta abierta en este mismo blog. Queríamos ayudarte a reflexionar, a ti y a todos aquellos que alguna vez, por su situación privilegiada, habéis tenido la tentación de tributar fuera de España. Nos llega la noticia de que has decidido seguir pagando tus impuestos aquí. Es realmente una muy buena noticia. Esperamos que tu gesto sea ejemplo para muchos otros.
Durante toda la semana hemos recibido muchas reacciones a nuestra carta. La mayoría positivas pero también algunas críticas. Se nos reprochaba que sólo te hubiéramos escrito a ti y no a otros (personas y organizaciones) de las que conocemos notoriamente sus prácticas de fraude o elusión fiscal.
Nuestras organizaciones hace años que trabajan con este objetivo.

 En Plataforma per una fiscalitat justa hemos publicado informes sobre propuestas alternativas para una fiscalidad más progresiva, hemos denunciado prácticas de fraude y elusión fiscal, incluso fruto de esta tarea hace dos semanas uno de nuestros miembros declaraba ante la Comisión de investigación sobre el fraude y la evasión fiscales en el Parlament de Cataluña.
Y en Oxfam Intermón también llevamos años trabajando los temas de fiscalidad en todo el mundo y en lugares con unas condiciones más complejas que las que hay en España. Hace tiempo que sabemos que si exigimos a los gobiernos de todos los países que den servicio a sus ciudadanos, también es necesario que tengan los ingresos para poder hacerlo. Por eso estamos trabajando, para que en todo el mundo haya una fiscalidad justa, participativa, progresiva y transparente, que permita a todos disponer de unos mínimos derechos y oportunidades para vivir.
Nuestro Estado del Bienestar y con él los derechos más básicos, están amenazados porque no existe una voluntad real por parte de nuestros gobiernos de luchar contra el fraude y la corrupción. Si mientras pedimos que no defraudes, la ciudadanía percibe que parte del dinero que pagamos los contribuyentes se malgastan en infraestructuras innecesarias o injustificables o son robados por los mismos cargos políticos, nadie querrá contribuir. Los gobiernos desgraciadamente no parecen preocupados ni tienen un interés real en atacar de raíz el fraude y la elusión fiscal. A muchos incluso les parece extraño que defendemos una estructura impositiva que ni el propio Estado parece decidido a defender.
Además, grandes empresas y multinacionales han capturado el poder político y como consecuencia tenemos unas leyes hechas para favorecerlas y que se traducen en estos momentos en un claro abuso de poder. Casos como el reciente informe #LuxLeaks (340 empresas, entre las cuales: Pepsi, IKEA, Deutsche Bank, etc. han pagado de media un 2% en impuestos sobre sus beneficios, cuando el tipo nominal en Luxemburgo es del 28%) son un claro ejemplo.
Exigimos ciudadanos ejemplares pero también empresas y gobiernos ejemplares, responsables y comprometidos con la ciudadanía.
La carta que publicamos ha puesto sobre la mesa un tema que hace tiempo que planteamos pero sin demasiado eco. Seguro que tu gesto, Marc, puede ser el fermento que permita hacer crecer un cambio en la línea que muchos quisiéramos. A raíz de la carta, por la prensa hemos sabido que Fernando Alonso que había fijado su residencia en Suiza, vuelve a pagar sus impuestos en España, pero que Dani Pedrosa, Aleix y Pol Espargaró, Jorge Lorenzo, Purito Rodriguez o Alberto Contador tienen residencia en el extranjero evitando asi pagar los impuestos en nuestro país. Nos gustaría que como tú te has comprometido, también ellos se comprometieran a pagar los impuestos en España. Y si no lo hacen nos gustaría que periodistas y aficionados los interpelaran al respecto a la mínima ocasión. Necesitamos mucha transparencia y compromiso ético por parte de todos para salir del callejón sin salida en que nos encontramos.
Nosotros seguiremos denunciando y escribiendo los artículos, manifiestos, informes y las cartas que sean necesarias para conseguir que todo el mundo, en nuestro país o en cualquier parte del mundo, tenga los mínimos derechos que les permitan vivir dignamente; seguiremos exigiendo a los gobiernos la honestidad y transparencia necesarias en su gestión para garantizarlos, y seguiremos pidiendo a ciudadanos y empresas, que aporten solidaria y progresivamente el dinero que se necesitan para poder hacer efectivos.
Por todo ello, gracias Marc por tu decisión. Que sigas ganando mucho más títulos, y entre ellos el más importante: el de la solidaridad.

Publicar un comentario