martes, 9 de febrero de 2016

Centelles sin paraísos fiscales (Ayuntamientos libres de paraísos fiscales)

62 personas tienen una fortuna equivalente a los ingresos anuales de 3.600 millones de personas. Y la riqueza del 1% de la población del mundo supera los ingresos del 99% restante.

Estas dos frases del informe de Oxfam Intermón han llenado las últimas semanas los titulares de periódicos, radios y telediarios. Y las llenaron el 2015 y el 2014. La diferencia es que este año son 62, el año pasado 80 y en 2008, 388. Parece pues, que salir en los periódicos, ocupar portadas no nos ayuda a solucionar el problema, porque a pesar de llo, el problema empeora.

Y las reacciones más encendidas no han sido para buscar soluciones sino para cuestionar detalles insignificantes de la metodología del informe.
Los medios y nosotros consumimos las noticias como si fueran un pañuelo de papel. Las usamos y tiramos.

Y mientras las tiramos, siguen llegando y muriendo ahogados refugiados en Lesbos, siguen muriendo de hambre 25.000 personas en el mundo cada día y hemos incrementado un 2.000% las inversiones en paraísos fiscales.

Claudicamos porque creemos que el problema nos supera en toda su magnitud y no sabemos que hacer ni por dónde empezar. Y es que en realidad, el problema es gordo, complejo y de difícil alcance si queremos afrontarlo individualmente.
Claudicamos porque queremos que los problemas del mundo se solucionen al igual que cuando a nosotros nos estropea el móvil. Tardaremos un día o unas semanas pero compraremos otro.

Manejamos problemas alcanzables para encontrar soluciones alcanzables. Y este no parece alcanzable, no sabemos encontrar soluciones alcanzables. Y dimitimos.

Yo os propongo una acción alcanzable. No es la solución. Pero puede ser un primer paso. Pedir a todos los grupos de tu ayuntamiento que firmen la propuesta de la Plataforma para la Fiscalidad Justa y no contraten ningún servicio a empresas que tengan sedes en paraísos fiscales. Y una vez hecho, hacerlo público.

Y que después lo hagan los pueblos vecinos. Y a continuación, el resto.
Si empezamos todos los ayuntamientos, adelantándonos a la inactividad de los gobiernos, las grandes empresas deberán plantear cambios.

No habremos solucionado el problema, pero habremos puesto una primera piedra. No podemos ir con prisas para resolver temas tan grandes.

El año que viene cuando Oxfam Intermón vuelva a presentar el informe quizás serán 50 en lugar de 62. Pero lejos, de desmoralizarnos podremos decir: nosotros ya empezamos a cambiarlo hace un año.


Artículo publicado en la columna mensual de la revista El Portal de Centelles (Num 258 Febrero 2016)
Publicar un comentario